Donde estamos

Donde estamos
Callejoon Condesa, entre 5 de mayo y tacuba, Centro Histórico, México D.F.

Buscar este blog

viernes, 15 de marzo de 2019

Rhodakanaty y los libreros de la calle de Seminario



“En el año de 1877, cerca de la gran catedral había unos puestos pequeños que vendían libros viejos, en una calle llamada Seminario[i]. Un caballero culto llamado Plotino C. Rodacanati, un señor que hablaba ocho idiomas, comúnmente iba allá para comprar libros.
Un día, cuando pasaba por allí, un joven de unos nueve años salió diciendo:"¡Señor, Señor, compre éste libro!"
El libro estaba escrito en español. El hombre tomó el libro en su mano y mirando el contenido y el título, TROZOS SELECTOS DEL LIBRO DE MORMON, llegó a ser ligeramente interesado en él. El joven dijo al Señor Rodacanati que ello necesitaba y sugirió que lo comprara. El insistió tanto que por fin lo compró.
No sabemos quién fue el joven, ni como él había obtenido el libro.”
 ***
La anécdota-testimonio, anterior es de Amando Pérez, uno de los primeros bautizados al mormonismo en México y amigo de Rhodakanaty, información que tomamos de lo expuesto por David O. McKay, presidente de los mormones en los años 50s, quién dice que, en el año 1938, Amando entonces ya un anciano, se lo conto. El texto lo obtuvimos de la revista oficial del mormonismo, The Improvement Era, de mayo de 1954 en idioma inglés y de la revista “LIAHONA”, el Órgano Oficial de las Misiones Mexicana, Hispanoamericana y Centroamericana de los mormones, en su #7, que dos meses después lo publicó en español.

Carlos Illades, en su libro, Rhodakanaty y la Formación del Pensamiento Socialista en México, también menciona esta historia, añadiendo que el griego “pago  real y medio” por el libro, además que cita otra fuente de manera indirecta, la revista In Yaotlapixqui, el órgano oficial de la misión mexicana, de septiembre de 1938 (debe ser la primera donde se publicó la historia de Amando) porque a su vez es citada en la fuente que consulta Illades, la revista Sendero Lamanita del año 1942. En todo caso coincide en el año, la primera con lo mencionado por McKay.

Cabe mencionar que, en la tesis de licenciatura en historia titulada: “Tres Visiones del Mormonismo en México” de Hugo Cruz Varela de marzo del 2001 (uno de los asesores fue el mismo Illades), el autor cita la fuente de Sendero Lamanita, 3ª. Convención 1942, pag. 13, y añade que “…este artículo que escribe Amando Perez, recordando lo que le toco vivir en aquella época, llama a Rhodakanaty; Francisco Riquelme, haciendo mención que era un genuino mexicano que aparte de dominar su propio  idioma (el castellano) tenía el privilegio de dominar otros...”

Llama la atención que, Amando llame “Francisco Riquelme” a Rhodakanaty y que vendría a coincidir con la recién información de Sergio Pagaza, quién a través de un video, dice encontró la tumba de Rhodakanaty en el panteón civil Dolores, indicando que, “…fue inhumado el 4 de febrero de 1890, se pagó el 1er. Refrendo el 14 de junio de 1907, se pagó el segundo refrendo el 10 de abril de 1915, fue exhumado por una orden superior el 11 de enero de 1921 así está señalado en el libro de registro…”, aportando además el dato de la fecha de su muerte 2-feb-1890 y el nombre de su esposa Soledad Girón y de un Hijo adoptivo de nombre Plotino Nefi pero cambiado al apellido a “Riquelme”, compartimos el video:

También encontramos en algunas notas de la prensa de los años 1906 y 1907, sobre la quiebra del Banco Católico; que una de sus acreedoras era una tal Soledad Giron de Riquelme, ¿sería la esposa de Rhodakanaty? ¿El apellido Riquelme, sería por su amistad y camaradería con Felix Riquelme, durante su labor en el gran circulo de obreros?
Por último, Intentamos localizar la revista de 1938 para confirmar la historia de Amando Pérez que se publicó bajo el título: "Cuando y como vino el  evangelio de Nuestro Señor Jesucristo a México", pero no nos fue posible, por lo tanto nos basamos en las fuentes antes citadas.
Al final del texto de McKay de 1954, agrega: “Los registros de la Misión dicen: que el Doctor Plotino C. Rodacanati, que su madre era nativa de México y que su padre era de origen Griego…”
L.R.
Marzo de 2019



Otras fuentes consultadas, además de las señaladas en el texto:
·         Las fotos de los libreros de los años 20s en la calle seminario, que ilustran este artículo, son del sitio web: http://mediateca.inah.gob.mx

·         Pioneros mormones en México - Recopilación por Humberto Meza Méndez, 2ª. edic. 30-Abr-2012, Tepic, Nayarit, México.

·         Origen y desarrollo de la Plaza del Seminario. Ciudad de México, Gabriela Sánchez Reyes en Boletín de Monumentos Históricos #17, 3ª. época sep-dic 2009.

·         El expendio de libros de viejo en la ciudad de México (1886-1930) En busca de un lugar entre pájaros, fierros y armas, Sebastián Rivera Mir en revista Información, cultura y sociedad, del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas, núm. 36, 2017, Universidad de Buenos Aires.

Notas

[i] Con este testimonio, queda claro que antes de que se inaugurara el Mercado de Libros Viejos el 1 de abril de 1886 en el mismo lugar, ya había además de entre otros comerciantes los vendedores de libros, la calle de seminario está junto a la Catedral, en lo que era el terreno del antiguo Seminario, actualmente convertido en un pasaje público.

Otro testimonio que vale la pena citar es que durante el gobierno de la ciudad de México de Luis del Carmen Curiel (19-feb-1877 a 2-dic-1880) el periódico “El Pájaro Verde”,  el 1 de abril de 1877 (mismo año en que Rhodakanaty compro el libro), solicitó al gobernador Curiel: “…suspenda Ud. La orden que expulsa de la plaza a los viejos libreros. No estorban allí, se ganan la vida honradamente y allí en esos puestos de libros viejos a la expectación pública, suele encontrarse un tomo que encierra un tesoro y que en las librerías se oculta, encerrados en los empolvados armarios. Tenemos la pretensión de que Ud. Ha de hacer estimable por completo su nombre, no, no excluya Ud. De esa estimación a los mercaderes de libros viejos”.

No hay comentarios: